fbpx

Retos de Voley en casa

Star´s Chronicles

Te voy a contar como decidí seguir jugando al voleibol en casa con una nueva rutina de ejercicios. 

Sin esperarlo, el confinamiento rompe el hábito de no ir a entrenar. De jugar con tu equipo de vóley dos veces por semana y competir los fines de semana a no hacer absolutamente nada.

Pero, ¡cómo es posible!, ¡me dije a mi misma! ¡me voy a volver loca!.  

¿Cómo se empieza la rutina de Vóley en casa?. Motivación y frustración.

Tengo que confesar que ver videos de ejercicios de voleibol en casa me llenó de frustración. ¡Madre mía, me lleve las manos a la cabeza! si no estoy preparada físicamente, no soy para nada flexible, y, además, nunca he realizado ejercicios de esta dificultad en los entrenamientos con mi equipo.

Siendo sincera, la idea de empezar a entrenar voleibol en casa sin tener apenas flexibilidad con este nivel de dificultad me aterraba, pero reconozco que me motivan los retos.  

Considero que tengo la suficiente coordinación para un determinado nivel de voleibol, pero esta nueva rutina requiere algo más que nunca había trabajado como la flexibilidad, resistencia, equilibrio y fuerza.

Llegados a este punto sí o sí tenía que  auto motivarme. Me resistía a dejar de tocar el balón.

Flexibilidad y voleibol están unidos, ¿cierto o falso?  

Si, 100% están conectados. La flexibilidad es la capacidad de movilización de cada una de la articulación y elongamiento (estiramiento) de músculos y tendones, es decir, la capacidad de la musculatura de distenderse o elongarse y recuperar su posición inicial.  

Por tanto, hay que ejercitar los estiramientos y trabajar la resistencia, equilibrio, fuerza y flexibilidad de los músculos de la columna vertebral, caderas, hombros, en fin, todo el cuerpo.

Imagínate si después de un entrenamiento intenso tienes molestias de rodilla, hombro, tobillo, muñecas, … Debes trabajar los estiramientos y mejorar la flexibilidad.

Los estiramientos post-entreno son importantes para facilitar la recuperación de los músculos y reabsorber con mayor rapidez el ácido láctico generado, evitando agujetas, sobrecargas, lesiones, calambres.

Te cuento los beneficios de la flexibilidad en el voleibol

  • Reduce la tensión muscular. 
  • Mejora la circulación.
  • Aumenta la extensión del movimiento.
  • Prevención de lesiones como desgarres o tirones musculares.
  • Mejora la coordinación, permitiendo un movimiento más libre.
  • Desarrolla conciencia corporal, es decir que se aprende a conocerse físicamente un poco más.  

¿Qué es el voleibol ? Pregunta aparentemente sencilla pero sé las trae. 

En definitiva para el voleibolista tocar el balón se convierte en un momento mágico. Ahora estarás pensando, ¡pero qué exagerado!.  

Para mucha gente, el vóley es un deporte más pero para muchos voleibolistas como te pasa a ti sabes que no es así.

El voleibol con el paso del tiempo se convierte en una pasión que llena tu corazón de gratos sentimientos.  

Además, el voleibol no solo te mantiene sano y en forma, sino que te hace mentalmente más fuerte y te ayuda a tener más fuerza de voluntad. ¿Por qué?.

Sencillamente porque reduce tus niveles de ansiedad y fortalece tu confianza.

El voleibol como cualquier otro deporte hace que tu cuerpo genere endorfinas, también llamada la hormona de la felicidad (unas sustancias que genera tu propio organismo que hacen que te sientas más feliz y tengas más energía).

¿Cómo conseguí ganar flexibilidad para mejorar el rendimiento?  

Disciplina, disciplina y más disciplina.

Cuesta mucho lo sé, pero merece la pena. No llegamos a pensar que a pesar de tener actividad física con el voleibol si no lo acompañas con el trabajo de estiramiento y flexibilidad nunca ves los resultados que te gustaría.   

  • Primero aprendí a conocer y escuchar mi cuerpo. Es clave para no forzar y evitar posibles lesiones.
  • Realizar 15 minutos estiramientos de elasticidad con frecuencia en casa. Es clave ser perseverante para ver resultados.
  • Ejercicios de flexibilidad de baja intensidad, tranquilo con unos 15 a 20 minutos es suficiente. 
  • Siempre ejercicios estáticos, parada en un sitio y dinámicos con movimientos suaves.
  • Conforme vayas avanzando, intercalar días de menos esfuerzo con otros de alta intensidad. No siempre el cuerpo está igual.
  • De nada valdrá la constancia si no llevas una dieta equilibrada.
  • Poner retos de toque de balón cortos de voleo y recepción entre 10 y 15 minutos. Y dirás, ¿será suficiente?. Todo depende de tu estado físico. 
  • Al principio sentía frustración, no daba un toque de balón en condiciones, y me decía a mí misma ¡pero qué torpe! 
  • No pasaron más de 15 días para darme cuenta de que ya empezaba a sentirme más ágil. Subir y bajar el cuerpo al suelo con el balón de voleibol ya no era un sufrimiento. Empezaba a disfrutar del ejercicio. 
  • Cuando ves resultados te dices a ti misma, pero si no es tan complicado, lo único es la persistencia. 

Hoy puedo decir con satisfacción que he conseguido mi objetivo: ganar flexibilidad, fuerza, equilibrio y fuerza realizar movimientos cortos y largos de subir y bajar con el balón, trabajo de abdominales voleando.   

Estoy orgullosa de mí misma. Si no hubiese sido por el confinamiento creo que nunca hubiese tenido oportunidad de enfrentarme a este nuevo reto.  

La experiencia de jugar el vóley en casa con una nueva rutina de estiramiento y trabajo de flexibilidad lo recomiendo y debe ser parte de los entrenos en la vida de los voleibolista.

¡Dale retos a tu vida!

Te invito a conocer más de Starsvolleyball

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *